Centro Internacional de Investigación Científica en Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

Get Adobe Flash player

Noticias de Interés

2014-09-09 The Issues Ginebra, 5 de septiembre de 2014 – La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y los participantes en la Iniciativa sobre Protección de la Infancia en Línea han publicado hoy una versión actualizada de sus Directrices, que tienen por objeto mejorar la protección de la infancia en línea. “La revolución experimentada en las comunicaciones en línea ha creado un gran número de oportunidades para los jóvenes de hoy, pero también los ha expuesto a nuevas amenazas en el ciberespacio", declaró el Secretario General de la UIT, el Dr. Hamadoun I. Touré. “Estas directrices, elaboradas en colaboración con la Iniciativa sobre Protección de la Infancia en Línea, son una reacción a los avances sustanciales que se han producido en el campo de la tecnología y tienen por objeto evaluar las necesidades de los niños en el mundo virtual y darles respuesta.” El documento Protección de la Infancia en Línea: Directrices para la industria proporciona asesoramiento a la industria de las TIC en cuanto a cómo puede ayudar a promover la seguridad de los niños que utilizan Internet o cualquier tecnología o dispositivo conectado a la red, así como pautas para fomentar una ciudadanía digital responsable, el aprendizaje y la participación ciudadana. La última versión contiene una serie de directrices específicamente dirigidas a las empresas que desarrollan, proporcionan o utilizan tecnologías de la información y la comunicación. “La revolución digital se ha visto en parte impulsada por la innovación atribuible al sector privado. Ese mismo espíritu de innovación es clave para ampliar el alcance de esta revolución a los niños más desfavorecidos y para que todos los niños se sientan más seguros, estén más conectados y estén más comprometidos en cuanto que ciudadanos digitales del futuro", manifestó Anthony Lake, Director Ejecutivo del UNICEF.  En las Directrices se aboga por dar una respuesta integral a los riesgos en línea a los que se enfrentan los niños y por establecer alianzas que agrupen a distintos grupos de partes interesadas, incluidos gobiernos, empresas, la sociedad civil, padres y educadores. “La seguridad de la infancia en línea es responsabilidad de todos: de quienes cuidan y educan a los niños, de las empresas que proporcionan servicios en línea, de los responsables de la formulación de políticas. En Facebook tenemos un objetivo: facilitar a los adolescentes las herramientas en línea más accesibles y empoderarlos para que busquen ayuda y consejo cuando lo necesiten. Las Directrices ofrecen un marco para la actuación de la empresa en materia de seguridad de la infancia en línea, y valoramos positivamente que se nos haya brindado la oportunidad de poner nuestros conocimientos especializados al servicio de un documento que es práctico, empírico y que debería tener repercusión", dijo Simon Milner, Director de Políticas de Facebook. Las Directrices están en consonancia con los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos y con los Derechos del Niño y Principios Empresariales. Tanto las Directrices como distintos estudios de caso específicamente seleccionados pueden consultarse en www.itu.int/en/cop/Pages/guidelines.aspx FUENTE: http://www.itu.int/net/pressoffice/press_releases/2014/45-es.aspx#.VA8X32PvQQg

La UIT y el UNICEF publican una nueva versión de Protección de la Infancia en Línea

Protección de la Infancia en Línea han publicado hoy una versión actualizada de sus Directrices, que tienen por objeto...

2014-09-09 The Issues Por primera vez se ha logrado establecer una comunicación directa y consciente entre dos cerebros humanos, según un estudio internacional publicado en la revista electrónica de acceso libre PLOS ONE. Los investigadores comunicaron empleando telepatía con base tecnológica a dos personas situadas en 7.800 kilómetros de distancia a través de internet y utilizando tecnologías no invasivas. Este trabajo ha sido coliderado por el profesor honorífico del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la Universidad de Barcelona y asesor científico de la empresa Starlab SL, Carles Grau, y Giulio Ruffini (Starlab SL, y Neuroelectrics de Barcelona), en España. Han participado también investigadores de la Universidad de Harvard (Dr. Pascual-Leone) y de la empresa francesa Axylum Robotics.  El hito se produjo el pasado 28 de marzo cuando se transmitió la palabra "Hola" desde Thiruvananthapuram (India), donde se encontraba el emisor, hasta el cerebro del receptor situado en Estrasburgo. La palabra se codificó con código binario, formado por 1 y 0, resultando en 140 bits de información transmitidos vía internet utilizando tecnologías pioneras.  Un casco con electrodos registró los cambios en el electroencefalograma del cerebro del emisor cuando pensaba la palabra 'Hola' en código binario. Establecieron un sistema por el cual cuando el emisor pensaba en mover la mano, la interfaz registraba un 1, y cuando pensaba en mover el pie, registraba un 0, hasta codificar toda la palabra.  El receptor recibió vía internet este mensaje mediante una interfaz ordenador-cerebro robótica que convierte los 140 caracteres que formaban la palabra en fosfenos, destellos de luz que aparecen en su visión periférica. De esta manera, la persona receptora -con los ojos tapados con una venda- cuando notaba una de estas descargas de luz interpretaba un 1 y cuando no la notaba interpretaba un 0, hasta decodificar todo el mensaje. La operación se reprodujo 10 días después también con éxito utilizando la palabra 'Ciao'.  Trabajos recientes habían demostrado la comunicación entre un cerebro humano y un ratón pero la tecnología aún no había alcanzado el reto de poner en contacto dos cerebros humanos. "En este trabajo hemos conseguido, mediante el uso de tecnologías completamente no invasivas, una comunicación consciente entre cerebros. De hecho, podemos utilizar el término transmisión de mente a mente, ya que tanto en el origen como el destino de la comunicación participa la actividad consciente de los sujetos ", explica Carles Grau, experto en neurociencia y miembro del grupo Grupo Neurodinámica Cognitiva y de los Trastornos Mentales de la UB. Esta investigación pionera supone una importante hito tecnológico que abre futuras líneas de investigación tales como la transmisión directa y no invasiva de las emociones y los sentimientos o la conexión directa de sensores con el cerebro humano mediante la estimulación cerebral.  "Los ordenadores en un futuro no muy lejano podrán interactuar directamente con el cerebro humano de una manera fluida, apoyando rutinariamente tanto la comunicación entre ordenadores como de cerebro a cerebro", señala Carles Grau. "Así -continúa-, el uso generalizado de estas tecnologías de comunicación de cerebro a cerebro puede crear nuevas posibilidades de interrelación humana con amplias implicaciones sociales que requerirán nuevas respuestas éticas y legislativas".  El trabajo ha sido parcialmente financiado con una ayuda FET de la Comunidad Económica Europea (Hive), y también con fondos específicos de la empresa Starlab y del grupo de investigación Neurodinámica Cognitiva y de los Trastornos Mentales de la UB. (Fuente: U. Barcelona)

Demuestran la comunicación directa entre cerebros humanos a 7800 kilómetros de distancia

Por primera vez se ha logrado establecer una comunicación directa y consciente entre dos cerebros humanos, según un es...

2014-09-09 The Issues Dos centenares de científicos de más de cuarenta países investigan cómo serán los sistemas ultraescalares de computación de próxima generación en el marco de NESUS, una de las mayores redes de investigación europea de este tipo coordinada por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), en España.  Los sistemas ultraescalares tratan de combinar las ventajas de la computación paralela y la distribuida. La primera es una forma de cómputo en la que se ejecutan muchas instrucciones al mismo tiempo, basándose en el principio de que un gran problema se puede dividir en muchos otros pequeños que se resuelven simultáneamente. La segunda, tanto en su vertiente de computación en malla (grid) o en la nube (cloud), utiliza un gran número de ordenadores organizados en clústeres en una infraestructura distribuida, pudiendo ejecutar millones de trabajos simultáneamente.  El objetivo científico de NESUS es estudiar los retos que existen en los sistemas ultraescalares de computación de próxima generación. Estos sistemas, que se van a caracterizar por su gran tamaño y complejidad, presentan retos muy considerables, desde su construcción hasta su explotación y el uso que hagan los usuarios. “Intentamos analizar todos los retos que existen y ver cómo se pueden estudiar de forma conjunta e integrada, para poder proporcionar un sistema más sostenible”, comenta el catedrático del departamento de Informática de la UC3M, Jesús Carretero, coordinador de esta importante acción COST de la Unión Europea (UE).  El proyecto empezó hace unos meses con 29 países europeos, pero actualmente consta de 39 países del ámbito europeo y 6 países de otros continentes. “Es la acción COST más grande que ha habido nunca, lo cual demuestra el interés que hay en la misma”, señala Jesús Carretero. Ahora involucra a casi 200 científicos, de los cuales casi el 40 por ciento son investigadores jóvenes, porque un objetivo fundamental de estas acciones es promocionar y crear un ecosistema de científicos que puedan trabajar a futuro en estos temas en la UE. El objetivo en tecnología escalable y sostenible es que para el año 2020 tengamos grandes supercomputadores paralelos, denominados actualmente como exaescalares, y conseguir que grandes centros de datos con cientos de miles de computadores puedan trabajar con sistemas de memoria distribuida de forma coordinada. “Al final la idea es que ambas arquitecturas puedan converger para resolver problemas en lo que denominamos ultraescala”, indica Carretero. Las aplicaciones de estos sistemas y los beneficios que pueden reportar para la sociedad son enormes, según los investigadores, que comentan que este tipo de computación ayudará a realizar desde estudios de genómica hasta de nuevos materiales, pasando por simulaciones de dinámica de fluido empleadas para el análisis atmosférico y la predicción del clima o incluso en el estudio del cerebro humano y de su comportamiento.  Los retos que presenta este tipo de computación afectan a aspectos tan variados como su escalabilidad, los modelos de programación empleados, su resiliencia ante fallos, su gestión energética, el manejo de grandes volúmenes de datos, etc. “Tratamos de encontrar la forma en la cual todas las soluciones que se propongan se puedan transmitir a las aplicaciones de los usuarios con el mínimo de esfuerzo de rediseño y de reprogramación posible”, comenta el profesor Carretero.  El proyecto comenzó el pasado mes de marzo y los investigadores ya han mantenido dos reuniones principales: una de grupos de trabajo en julio en Madrid y otra más reciente a finales de agosto en Oporto (Portugal) a la que han asistido representantes de los grupos de investigación que participan, así como como Project Officers del programa H2020 de la UE. Esta acción COST espera incrementar el valor de estos grupos a nivel europeo al reducir la duplicación de esfuerzos y proporcionar una visión más integral de todos los investigadores, promoviendo el liderazgo de Europa en esta área de conocimiento, además de aumentar su impacto en la ciencia, la economía y la sociedad.  Uno de los principales resultados que se espera obtener en el marco de esta acción, que concluye en 2018, es un catálogo de aplicaciones en código abierto desarrolladas por los científicos y que sirvan para demostrar los nuevos sistemas ultraescalares y permitan hacer frente a sus principales retos. De esta forma, cualquiera podrá utilizar estas aplicaciones para probarlas en sus sistemas y demostrar el nivel de sostenibilidad de los mismos. (Fuente: UC3M/DICYT )

Analizan cómo será la computación ultraescalar del futuro

Los sistemas ultraescalares tratan de combinar las ventajas de la computación paralela y la distribuida. ...

2014-09-09 The Issues Un método propuesto recientemente por unos investigadores permitiría reciclar materiales procedentes de baterías de coche desechadas (una fuente potencial de contaminación por plomo) en nuevos paneles solares de larga vida útil que proporcionarían energía libre de emisiones. El mismo proceso tendría doble utilidad. El sistema, ideado por el equipo de Angela M. Belcher, Paula T. Hammond y Po-Yen Chen, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos, se basa en un avance reciente en las células solares que hace uso de un compuesto basado en la perovskita, un mineral descubierto en Rusia en la década de 1830. Los compuestos de este tipo para células solares han progresado rápidamente desde los resultados prometedores pero modestos de los experimentos iniciales hasta un punto donde su eficiencia es casi tan competitiva como la de otros tipos de células solares. Las descripciones iniciales de la tecnología de la perovskita identificaron la utilización de plomo, cuya producción a partir de menas sin procesar puede producir residuos tóxicos, como una desventaja. Pero, utilizando plomo reciclado de viejas baterías de automóvil, el proceso de fabricación puede ser empleado para desviar material tóxico de los vertederos y reutilizarlo en paneles fotovoltaicos que podrían continuar produciendo energía durante décadas. Este nuevo uso del plomo de las baterías reviste especial importancia ya que la tecnología de las baterías está sufriendo cambios rápidos, con nuevos tipos más eficientes, como por ejemplo las de ión-litio, que se están apoderando rápidamente del mercado. A medida que se complete esta transición, solo en Estados Unidos serán 200 millones las baterías de plomo-ácido que  acabarán por ser retiradas, y eso podría causar muchos problemas medioambientales. Hoy en día, en países como Estados Unidos, el 90 por ciento del plomo recuperado del reciclaje de viejas baterías se emplea para producir nuevas baterías, pero con el tiempo, el mercado de las nuevas baterías de plomo-ácido es probable que disminuya, dejando potencialmente una gran acumulación de plomo sin aplicación obvia. En un panel solar, la capa que contiene plomo estaría totalmente encapsulada por otros materiales, lo que se da en la actualidad con muchos paneles solares. Esto limita el riesgo de contaminación por plomo en el medio ambiente. Cuando los paneles acaban siendo retirados, el plomo puede ser reciclado en nuevos paneles solares.  Sorprendentemente, debido a que el material fotovoltaico basado en la perovskita adopta la forma de una película delgada de apenas medio micrómetro de grosor, el análisis del equipo de investigación muestra que el plomo de una sola batería de coche abastecería a suficientes paneles solares como para suministrar energía para 30 hogares.  Como ventaja adicional, la producción de células solares basadas en perovskita es un proceso relativamente simple y benigno. Tiene la ventaja de ser un proceso a baja temperatura, y el número de pasos es reducido en comparación con la fabricación de células solares convencionales.  Todos esos factores ayudarán a que el nuevo método de producción se pueda poner en práctica a gran escala y a bajo costo.

Reciclar baterías de automóvil viejas para fabricar células solares

Un método propuesto recientemente por unos investigadores permitiría reciclar materiales procedentes de baterías de ...

CONTADOR DE VISITAS

019869
Hoy
Ayer
Esta Semana
La Semana Pasada
Este Mes
El Mes Pasado
Todos Los Días
284
494
2491
15130
6333
9797
19869

IP: 54.91.137.223
Hoy: 2014-09-21

Próximos Eventos

Contáctenos

Zona MP3

Cuenta Regresiva

VII Congreso Internacional De Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y Comunicaciones A realizarce en el Hotel Hilton Colón 13,14,15 de Octubre del 2014 Quito-Ecuador Patrimonio Cultural de la Humanidad

CITIC. All rights reserved.